Ayer viendo una serie salió el tema de la lista de deseos esa que la gente hace a principios de cada año, algunos la llaman lista de objetivos, otros lista de deseos o lista de sueños. Algunos la hacen cada año y la van renovando según van cumpliendo deseos, otros hacen de su lista de deseos todo lo que quieren hacer antes de morir. Da igual como te lo plantees lo importante o lo bonito es que la escribas, que pienses en todo lo que quieres conseguir, que quieres hacer o como quieres vivir y te enfoques en ello. Esa lista es algo tuyo, no es un ejercicio para el cole o para el cursillo de turno, es una lista personal, así que deja los prejuicios de lado y siente, imagina y escribe hasta la locura más mínima que se te ocurra, no la vas a ir enseñando por ahí, no la tienes que comparar con la de otra persona y nadie salvo tú tiene por que saber de su existencia. Me gustan esas listas, las hago todos los años es algo que me ayuda a centrarme en lo que realmente quiero, me ayuda a no caer en la rutina diaria, me ayuda no dejar de soñar y a estar abierta a un sin fin de posibilidades. Este año he decidido hacer una más, pero algo más pequeña para este mes de diciembre, no es una lista larga pero lo que hay en ella es muy importante, no pretendo lograr esos SUEÑOS (prefiero sueños a objetivos o deseos) en estos pocos días, pero si pretendo ponerme a mi misma en el camino correcto, la mayoría de lo que deseamos nos hace tomar algún tipo de acción, eso es lo que leemos en muchos sitios, en muchas frases hoy en día. Pensamos que tomar acción es eso mismo, hacer algo que nos acerque a ese sueño, decir algo en un momento dado o ir por un camino o por otro. Pero por alguna razón se nos olvida que si no trabajamos en nosotros mismos, sino trabajamos en nuestras propias creencias, limitaciones, pensamientos negativos, miedos, etc…, dará igual cuantas acciones tomemos, por que en nuestra mente no creemos que sea posible conseguir nada y si nosotros mismos no creemos en nuestros sueños, en nuestra lista de deseos, nadie lo hará y lo que es peor se quedará año tras año acumulando polvo en un cajón, en una cartera, en una agenda y sobre todo en nuestro CORAZÓN. Espero que todos prepareis una gran lista para el año que se aproxima, que trabajeis en vosotros mismos y que dejéis que la vida os sorprenda, no hay nada más maravilloso que vivir abierto a un mundo de posibilidades, recuerda que no hay nada imposible, que la vida da muchas vueltas y que lo que hoy no nos gusta mañana puede convertirse en algo imprescindible en nuestras vidas. Procura ver el lado positivo de la vida, TODAS las situaciones tienen su lado positivo, verlo y sentirlo como tal no es fácil pero esta en nuestras manos conseguirlo. “Nunca desistas de tus SUEÑOS, sigue las señales

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s