El día ya no nos llega con las 24 horas que tiene, nos levantamos estresados, nos duchamos sin disfrutar de ese momento, desayunamos sin saborear, justo a los cinco minutos de salir los astros o murphy deciden jugarnosla y, o bien no encontramos las llaves o a algún habitante bajito de la casa se le ocurre que o no ha ido al baño aún, o le falta alguna cosa sumamente imprescindible que llevar esa mañana.

Pinterest

Nos montamos en el coche o andamos deprisa hasta la parada del bus, vamos con el piloto automático puesto (las llaves, el bolso, el móvil…¿llevo todo? Mmmm…. Creo que sí. He apagado las luces, ¿el fuego?, bien vale, relájate, va todo bien).

En el trabajo muchas veces la cabeza se nos va a lo siguiente que tenemos que hacer cuando salgamos, ¿llegaremos a tiempo para esa cita? ¿La reunión la tenía a que hora?

La agenda se ha vuelto un imprescindible en nuestro bolso, o como poco el calendario del móvil echa humo, hacemos encaje de bolillos a diario, queremos quedar con amigos, conocidos o familiares, nuestra pareja tiene sus propios amigos pero entramos en semejante rutina que ni ellos ni nosotros tenemos a veces tiempo para hacer planes alternativos, menos mal que aún podemos y sabemos sacar un tiempo para nuestra pareja pero…. Y para ¿nosotros mismos?, cuando paramos y buscamos ese anhelado… ¿momento a solas?

Pinterest

En mi caso intento que los ratitos en el bus o cuando me toca esperar, ya sea a algo o a alguien, sean para mí … Pero sobre todo y aunque me encanta dormir procuro despertar entre 45 minutos o media hora antes que nadie en casa y hago de esos momentos algo solo para mi. Freno e intento organizarme el día, disfrutando de cada momento a solas, reconectando con uno mismo, respirar…relajarse…escribir,dibujar o leer.

Pinterest

Da igual lo que hagas pero intenta encontrar entre media hora y una hora al día solo para ti, realmente lo agradecerás, te lo dice alguien que en la última semana ha perdido un poco esa clase de rutina y lo echo de muchísimo de menos.

Es difícil a veces parar y no dejarse llevar por la rutina, las prisas y el ritmo de vida que nos autoimponemos.

Pero que necesario es a veces dejar el reloj en casa y simplemente dejarte llevar durante todo el día.No hay horarios, no hay prisa, sin rumbo, sin preocupaciones…

Puede que “perderse” un día entero te parezca que es una perdida de tiempo, con TODAS las cosas importantes que tienes que hacer, y sin embargo esta puede que sea la más importante de todas.

Pinterest

El ritmo de vida que nos autoimponemos es tan perjudicial para nosotros como lo es para la sociedad en sí. Sí no somos capaces de disfrutar de la vida y lo único que hacemos es cargarnos de más y más responsabilidades sin tan siquiera detenernos a pensar porque o para que lo hacemos… el día que no nos quede más remedio que parar nos daremos cuenta que la vida se nos escapa entre los dedos de las manos y los años han comenzado a pasar como si fueran simples semanas.

Ojalá y la frase con la que título este post no se haga algo habitual en nuestras vidas y que podamos decir que sabemos disfrutar igual o casi igual que como cuando eramos niños.

No esperes a tenerlo TODO para disfrutar de la VIDA, ya tienes la VIDA para disfrutar de TODO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s