LA NAVIDAD

En estos días las redes sociales y muchos blogs se llenan de posts sobre el mismo tema, LA NAVIDAD.
Está no era mi idea original, de hecho tengo otro post escrito que es el que iba a publicar pero es uno de esos escritos en los que tu mano no sigue el ritmo de tu cabeza, ¿tal vez el de tu corazón? no lo sé, pero una vez acabado no le encuentro sentido a lo escrito, no sé muy bien lo que quería contar o lo que quería escribir, a veces esos son los mejores posts otras veces caen en el olvido, nadie los lee ni siquiera quien lo escribió…

Volvamos a la NAVIDAD, a esa época del año en la que lo ideal es que las calles, los montes e incluso la arena de las playas se cubra por un manto blanco, las casas se llenan de árboles, de luces y de figuritas que nos dicen que ya ha llegado la magia a nuestras vidas, esa época en la que TODO y TODOS parecen estar rodeados de una especie de estado de positividad, alegría y buenos momentos.

Hay personas a las que se les hace muy cuesta arriba estos días, echan de menos a quienes ya no están o bien no tienen un motivo en concreto, simplemente no les gusta y punto.

Sin embargo hay otras personas a las que la NAVIDAD les hace especial ILUSIÓN, la mirada les brilla de una manera especial y la sonrisa se hace permanente en su rostro.
Creo que es una época preciosa, y en la que la gran mayoría se pone de acuerdo para vestir tanto las calles como las casas, de luces, de adornos…
Y sí,la magia parece que hace acto de presencia, todo nos parece posible en esta época del año, los sueños los rozamos con los dedos, el túnel por fin parece que se ilumina con esa luz de la que tanto nos hablan, el dolor se hace más llevadero y una sonrisa o una palabra tiene un triple efecto en nosotros.

Puede que seas de los primeros o puede que seas de los segundos, da igual la opinión que tengas sobre estas fiestas, lo que si es inevitable es que durante estos días decimos adiós a un año que jamás volverá y es importante despedirse con la sensación de que puede que no haya sido el mejor de todos, pero lo has vivido, has aprendido y has superado muchas cosas.
Espero que entre los 365 días la balanza se incline más por el lado positivo que por el negativo, entre tantos días nos pueden pasar tantas y tantas cosas…que es mejor despedirse recordando lo bueno y aprendiendo de lo no tan bueno.
En unos días volvemos a poner el calendario en el número uno, pienso que cada día es un comienzo independientemente del día, del mes o del año, así que como se suele decir….

NO CUENTES LOS DÍAS, HAZ QUE LOS DÍAS CUENTEN

❤¡FELIZ NAVIDAD A TODOS! ❤

Anuncios

LISTA DE DESEOS

Ayer viendo una serie salió el tema de la lista de deseos esa que la gente hace a principios de cada año, algunos la llaman lista de objetivos, otros lista de deseos o lista de sueños. Algunos la hacen cada año y la van renovando según van cumpliendo deseos, otros hacen de su lista de deseos todo lo que quieren hacer antes de morir. Da igual como te lo plantees lo importante o lo bonito es que la escribas, que pienses en todo lo que quieres conseguir, que quieres hacer o como quieres vivir y te enfoques en ello. Esa lista es algo tuyo, no es un ejercicio para el cole o para el cursillo de turno, es una lista personal, así que deja los prejuicios de lado y siente, imagina y escribe hasta la locura más mínima que se te ocurra, no la vas a ir enseñando por ahí, no la tienes que comparar con la de otra persona y nadie salvo tú tiene por que saber de su existencia. Me gustan esas listas, las hago todos los años es algo que me ayuda a centrarme en lo que realmente quiero, me ayuda a no caer en la rutina diaria, me ayuda no dejar de soñar y a estar abierta a un sin fin de posibilidades. Este año he decidido hacer una más, pero algo más pequeña para este mes de diciembre, no es una lista larga pero lo que hay en ella es muy importante, no pretendo lograr esos SUEÑOS (prefiero sueños a objetivos o deseos) en estos pocos días, pero si pretendo ponerme a mi misma en el camino correcto, la mayoría de lo que deseamos nos hace tomar algún tipo de acción, eso es lo que leemos en muchos sitios, en muchas frases hoy en día. Pensamos que tomar acción es eso mismo, hacer algo que nos acerque a ese sueño, decir algo en un momento dado o ir por un camino o por otro. Pero por alguna razón se nos olvida que si no trabajamos en nosotros mismos, sino trabajamos en nuestras propias creencias, limitaciones, pensamientos negativos, miedos, etc…, dará igual cuantas acciones tomemos, por que en nuestra mente no creemos que sea posible conseguir nada y si nosotros mismos no creemos en nuestros sueños, en nuestra lista de deseos, nadie lo hará y lo que es peor se quedará año tras año acumulando polvo en un cajón, en una cartera, en una agenda y sobre todo en nuestro CORAZÓN. Espero que todos prepareis una gran lista para el año que se aproxima, que trabajeis en vosotros mismos y que dejéis que la vida os sorprenda, no hay nada más maravilloso que vivir abierto a un mundo de posibilidades, recuerda que no hay nada imposible, que la vida da muchas vueltas y que lo que hoy no nos gusta mañana puede convertirse en algo imprescindible en nuestras vidas. Procura ver el lado positivo de la vida, TODAS las situaciones tienen su lado positivo, verlo y sentirlo como tal no es fácil pero esta en nuestras manos conseguirlo. “Nunca desistas de tus SUEÑOS, sigue las señales

DOMINGOS

Me gustan los domingos de lluvia tras el cristal y calor bajo las sábanas. Me gustan los domingos de despertar pronto y leer en la cama. Me gustan los domingos sin prisas, los domingos en los que solo se oye el silencio y el mundo decide frenar. Me gustan los domingos de café en el balcón. Me gustan los domingos de miradas con un ojo abierto y el otro aún cerrado, de sonrisas que iluminan cualquier mañana gris, de buenos días entre bostezos. Me gustan los domingos de abrazos bajo las sábanas, de besos en el cuello, de cinco minutos más.Me gustan los domingos de despertares entre risas, de juegos en la cama, de soñar despiertos.
Me gustan los domingos de vermut, confidencias y planes.Me gustan los domingos de abrazos y de mimos, de peli y manta. Me gustan los domingos de ducha caliente, de música, de bailes. Me gustan los domingos de andar descalza por casa, de dejar que el sol entre por la ventana. Me gustan los domingos de sobremesa de esos en los que las horas no pasan y las conversaciones fluyen. Me gustan los domingos de cine, con vinos, con recuerdos.Me gustan los domingos llenos de recuerdos, de bingos para la tercera edad,de paseos al compás de un bastón.
Me gustan los domingos de historias, de familia, de amigos. Me gustan los domingos del calor de una estufa, del calor de un cuerpo, del calor de un corazón. Me gustan los domingos de llegadas de vuelos, con retraso pero con toda la emoción contenida. Me gustan los domingos de mensajes tardíos, de rosas rojas y de paseos al atardecer. Me gustan los domingos de baños en la playa al anochecer, de luna llena, de arena en los pies.

Me gustan los domingos de muchas maneras,pero sobre todo me gustan CONTIGO.

Héroes

Quien no ha soñado alguna vez con ser un super héroe incluso ya siendo adulto, pero la imagen de super héroe cambia tanto de cuando eramos niños a cuando somos adultos…

De niños nos fascinaban los héroes por sus trajes, por sus poderes y por lo valientes que eran.
Ya de adultos lo que nos gustaría ser es eso último, nos gustaría ser valientes, ser héroes.
Sin embargo en muchas ocasiones delegamos en otras personas ese “poder” esa responsabilidad, deseamos ser héroes pero dejamos que otros sean nuestros héroes.
¿Por qué lo hacemos? Puede que sea por que nos abruma tanta responsabilidad, puede que sea por que es más fácil que sí se equivoca alguien lo haga ese que hace de nuestro héroe.

Aunque me temo que la realidad es otra, la realidad es que no nos setimos valientes,no nos creemos con la capacidad de ser nuestros propios héroes, tenemos la idea de que los demás son mejores para ese papel, son más listos y puede que incluso les quedase mejor el traje que a nosotros mismos.
Y en esto nos equivocamos tantísimo…nadie puede ser mejor para ese papel que nosotros mismos, nadie vive, piensa y siente como lo hacemos nosotros.

Yo quiero ser mi propio héroe, no quiero que nadie luche mis batallas, no quiero que nadie se cuelgue una victoria que no le pertenece.
Mi vida, mis reglas, mis aciertos y mis errores.
La vida esta llena de héroes ajenos y de muy pocos héroes propios.

Hay días en los que no me siento con ganas de seguir luchando, de seguir siendo mi propio héroe (heroína en mi caso), hay días en que lo fácil sería ceder el “traje” a otra persona y que ella tome las decisiones, pero…¿qué decisiones serían esas? ¿Serían por nuestro bien o por el suyo propio? En estos días malos, en los que lo más sencillo sería ceder el “traje”, los “superpoderes” y tu vida a esa otra persona…
Para un momento, no sueltes nada y respira, no pienses solamente respira.
Los días malos no deberían de durar toda la vida, recuerda que eres tu propio héroe lo que quiere decir que tienes la capacidad de volverte a levantar y luchar por tus propios sueños por tus propias batallas.

“Ella necesitaba un héroe, así qué se convirtió en uno” ❤

Menos pensar y más SENTIR.

Menos pensar y más sentir es una frase que puse ayer en mi cuenta de Facebook. Esa misma tarde había estado hablando con una amiga y entre las muchas cosas que me dijo una fue esa…no pienses, solo siente.
Y lo dijo por que me conoce y sabe que he sido una persona que analiza todo,absolutamente todo lo que le pasa, piensa o siente y aún de vez en cuando caigo en esa espiral,pero ya no me dejo llevar, mi mente ya no tiene libertad para divagar, analizar o sugerir;no sin mi consentimiento.
Y es que…qué complicada se vuelve la vida cuando nos dejamos llevar por nuestra mente o si lo prefieres por esa vocecita en el fondo de tú cabeza que todo lo analiza, que a todo le saca punta, que todo lo dramatiza.

No es fácil acallar esa voz, lo sencillo es dejarla hablar y contra más habla más dudas de ti mismo, ¿Estaré haciendo lo correcto?, ¿Saldrá todo bien?, Tenía que haber dicho o hecho aquello, ahora no voy a poder seguir, nada saldrá como lo planeé, perderé mi oportunidad…

¿Sigo? O te haces un idea del hilo conductor…cuando en nuestra cabeza, y estoy segura de que no soy la única a la que le han vencido los miedos, la mente o las dudas, todo entra en una espiral de la que sino tenemos la fortaleza mental suficiente es complicado salir, por qué un pensamiento negativo nos conduce a otro y ese a otro más, y cuando nos queremos dar cuenta estamos sumidos en un agujero negro que nosotros solos hemos creado, nos cuesta respirar y razonar de manera clara, todo nos parece horrible, catastrófico y la luz al final del túnel se ha apagado. ¿Lo “gracioso”? Que todo lo que hemos pensado, sentido y temido rara vez tiene que ver con la realidad, es todo un trabajo de nuestra mente pero si seguimos por ese camino ciertamente se hará realidad aunque no inmediatamente, si logramos parar y enfocarnos en otra cosa que nos devuelva la respiración, nos tranquilice y nos haga encender esa luz al final del túnel lograremos haber vencido a nuestra cabeza, a nuestra mente.

Dicen que lo que pensamos y sentimos acaba siendo realidad y ciertamente así es, nuestra manera de pensar o de sentir se refleja en como actuamos ante la vida, si nuestra cabeza esta llena de miedos, de negatividad…eso es lo que la gente verá en nosotros, es lo que proyectamos. Sin embargo si trabajamos en ver lo bonito, lo positivo…eso es lo que reflejaremos y la gente nos verá de manera diferente a como lo hacía antes, nos verán alegres y verán un brillo en nuestra mirada que antes no estaba.

La mente es poderosa y es cierto que usamos muy poca parte de ella.
¿Y sentir? ¿Cuantas veces a lo largo del día sentimos sin pensar en más allá o simplemente sin pensar? Creo que rara vez nos paramos a SENTIR así tal cual, ¿cuantas veces te acaricias el rostro cuando estas cansado o pensativo? lo haces como un gesto automático pero ni siquiera sientes el roce de tu mano, y lo mismo pasa cuando escribimos, no sentimos el boli entre nuestros dedos, cuando nadamos dejamos de sentir el agua recorriendo nuestro cuerpo, no sentimos el calor de ese buenos días, ni la mirada de esa persona,ni la sonrisa de ese niño.
Estamos tan ocupados “peleandonos” con nuestra mente que hemos dejado de SENTIR por el simple palcer de hacerlo.

Por todo esto te pido que te des un respiro mental que acalles esa voz que tanto te perturba, que no le prestes atención para que poco a poco sea menos audible, que te centres en la belleza que tienes a tu alrededor, que sientas el boli entre tus dedos cuando escribes, el sol que acaricia tu rostro en otoño,que dejes que esa mirada te inunde por completo y despierte en ti todo ese conquilleo que aún eres capaz de sentir pero ya no eras consciente de el.

Y respira simplemente respira, todo irá bien solo has de confiar en ti más que en tu mente, respira despacio y SIENTE más que nunca como si en esta vida solo importará eso, SENTIR por que realmente es lo único que IMPORTA.

QUEDA MUCHO POR SENTIR. ❤

PEDIR PERDÓN

Ayer me pasó algo curioso o no tanto por qué la verdad es que está a la orden del día, una de las primeras personas con la que hablé desde que salí de casa fue para discutir, no entraré en detalles…pero yo sabía que tenía razón.

Tardé un rato largo en que se me pasase el enfado a pesar de que me salí con la mía por así decirlo, vamos que logré lo que reivindicaba.

Hoy nada más encontrarme con la misma persona lo primero que ha hecho ha sido disculparse, -tenías razón pero yo no lo sabía- me ha dicho, le he sonreído, se lo he agradecido y le he dado los buenos días…aunque puede que no por ese orden. He de decir que su gesto me ha sorprendido, sabía que hoy iba a verle otra vez pero pensé que habría tensión y no una disculpa y una bonita sonrisa. Hoy ya no me sentía enfadada pero de llegar a estarlo se habría disipado en ese mismo instante.

Que difícil nos resulta pedir perdón,disculparnos, más cuando sabemos que somos los equivocados. Creemos que dar la razón al otro, o reconocer nuestro equivoco nos hará más débiles, nos hará parecer vulnerables y en realidad es todo lo contrario. Reconocer nuestros errores nos hace fuertes y crea vínculos en vez de destruirlos.

En la vida todo se puede ver desde muchas perspectivas lo que hace que haya variadas opiniones sobre diferentes temas, todo es muy relativo y lo que a ti te parece imposible a mi puede parecerme posible.

A pesar de ello nos equivocamos y lo hacemos constantemente, es así como aprendemos; equivocandonos.
Sin equivocaciones no aprendemos y si no aprendemos no avanzamos.
No dejes que el enfado llegue hasta tal punto en el que distorsiones la realidad, no dejes que ese malestar anide en tu interior y te carcoma por dentro, habla con esa persona que te hirió, pide perdón siempre que sea posible y más si estas equivocado, un perdón a tiempo puede sanar cualquier relación ya sea amorosa, de amistad o familiar.

” El primero en pedir PERDÓN es el más VALIENTE, el primero en PERDONAR es el más FUERTE y el primero en OLVIDAR el más FELIZ.”

ABRAZOS

Un abrazo dice tanto….y cuesta ¡¡tan poco!!.
Pero la “tonta” verdad es que muy pocas veces abrazamos y nos abrazan.

¿Pero por qué? Esta estipulado que al ver a un amigo, conocido o familiar nos demos los dos típicos besos en ambas mejillas y ¿¿el abrazo??, no tiene cabida en ese saludo protocolario y sin embargo da mucho y significa mucho más que esos dos irrisorios besos en los cuales a veces ni llegas a rozar la mejilla de a quién saludas.

Un abrazo puede ser y de echo es terapéutico, hay quien abraza a un árbol y se llena de energía, de paz y de felicidad.

El abrazo dicen, que sana las heridas y construye puentes de afecto. Sana heridas…¿cuantas veces sientes la necesidad de que alguien te abrace y no te suelte en los siguientes minutos? A veces el dolor y el desasosiego que sentimos es tan grande que un abrazo que no lo interrumpa las palabras es lo único que necesitamos, solo escuchar el corazón de la otra persona, el latir del nuestro, el calor y el olor que desprende la otra persona nos reconforta de tal manera…nos hace sentirnos protegidos, queridos e incluso fuertes, reduce nuestra ansiedad, calma nuestros miedos y al separarnos nos volvemos a sentir en la cima del mundo. Así de terapéutico es un abrazo.

Un abrazo te acerca a la persona a la que abrazas, no solo físicamente sino también espiritualmente, los abrazos desestresan, te llenan de energía y positividad, te reconfortan, das y recibes cariño…
Es realmente importante seguir dando y recibiendo abrazos, nuestro cuerpo lo necesita pero nuestro corazón también.

No dejes pasar ni un solo día sin dar un abrazo a alguien, no hace falta esperar a una persona a la que hace mucho que no ves, seguro que cerca tuyo tienes a alguien a quien poder abrazar a diario, hazlo y llenate de la energía que transmite y que transmites.

En alguna ocasión he visto a gente que ha salido a la calle regalando abrazos a los transeúntes con los que se cruzaba, no creo que fuera capaz de salir y ofrecer mis abrazos pero gustosamente aceptaría uno, ¿Por qué no?

QUIERO, “Un abrazo tan fuerte que me rompa los miedos”

SUERTE

La gente piensa que la suerte es ganar la lotería, que tú equipo de futbol gane un partido en el último segundo, que te toquen dos entradas para ese concierto al que llevas meses esperando, que el profe no te tome la lección,encontrar aparquemiento en la calle más abarrotada de la ciudad, llegar y ser el primero en la cola, que la cena te salga gratis…

Para mi la suerte no es esa,la suerte es haber conocido y conocer a gente maravillosa, gente que un día se cruzó en mi vida y decidió quedarse, gente que apareció de imprevisto y poco a poco se va haciendo un hueco hasta volverse indispensable.

Suerte es compartir momentos importantes con quien tu quieres pero sobre todo con quien a ti te quiere, suerte es despertar cada día y saber que es un nuevo comienzo, que cualquier cosa puede ocurrir, que tienes 24 horas por delante para hacer de ese día algo único, suerte es tropezar,hacerte daño y conseguir reírte de ello,suerte es restar importancia a lo que en realidad no la tiene.

Suerte es dormirse con una SONRISA y con la FELICIDAD de saber que el día ha ido justo como tenía que ir con sus más y sus menos.
Suerte es estar viva, pero sobre todo sentirte viva.

Suerte es soñar y ver como cada día se cumplen esos sueños o parte de ellos.
Suerte es reír cada día con o sin motivo, suerte es que te hagan reír y hacer reír.
Suerte es hacer feliz a quien más lo necesita.

A veces lo llamamos SUERTE otras deberíamos de llamarlo ser VALIENTES.

“La suerte para triunfar en la vida se llama: CREER EN TI”

SIN PRISAS

Sin prisas, ahora quiero vivir sin prisas.

Hace un tiempo (unos años) viví rápido como si lo tuviera que hacer todo en un mismo día, comence la casa por el tejado…cometí errores… Dicen que de los errores se aprende, y vaya si aprendí. Por las malas, pero ya no se me olvida.

Con el tiempo seguí desando cosas pero las quería YA, incluso para ayer habría sido mejor y eso me causaba tristeza, rabia….por que las cosas no sucedían o no llegaban en el momento en que yo las quería.

Cuantas cosas nos perdemos por qué solo esperamos a ese gran momento, dejando de lado todo el camino que hemos tenido que andar, sin fijarnos en todas esas personas que hemos conocido y nos han ayudado a llegar a donde queríamos, los momentos que hemos vivido, pequeños sí, pero que nos han llebado hasta donde queríamos ir.

Hasta que decidí que si llegan, llegan y sino da lo mismo, que lo importante es lo que sucede en el camino, que lo importante es disfrutar de ese camino.

¡La teoría es fácil, muy fácil! Pero…¿y la práctica?, la práctica es otra cosa muy distinta, cuesta muchísimo cambiar nuestra manera de pensar, supongo que por eso siempre se ha dicho que es imposible cambiar a otra persona, es ella misma la que tiene que querer cambiar, si ya nos cuesta cambiar a nosotros mismos…como para empezar con los demás.

Poco a poco podemos cambiar nuestra actitud hacía la vida, podemos disfrutar de lo que va llegando cuando llega y no antes,podemos disfrutar mientras tanto de otras cosas, de otras personas y de otros lugares.

Ya no hay prisa en mi día a día, y eso ha hecho que cada uno de esos días sea diferente a los demás por que ya no estoy con el piloto automático, ahora observo mi mundo, y lo que sucede a mi alrededor, no dejo que los días pasen sin más, los exprimo y los disfruto al máximo.

Sigo teniendo sueños, objetivos y proyectos…puede que incluso más que antes. Pero no tengo prisa, llegarán cuando tengan que llegar, trabajaré para que eso suceda pero dejaré que la vida decida.

Es hora de vivir sin prisas, tengo todo el tiempo del mundo para disfrutar, para sentir y para vivir.

MADRID

Madrid…me encantas. No tenía el placer de pasear por tus calles y si he de serte sincera…en todos estos años tampoco tenía mayor interes;tal vez, algo de curiosidad…pero eso era todo.

Hasta ahora. Ahora que he caminado por tus calles, que he visto atardeceres maravillosos desde tus parques…

Te diré que me habría descalzado y puesto a bailar en el interior del Palacio de Cristal, desprende magia, fantasía, elegancia y un toque de romanticismo… pero no era posible, te cuidan bien y el Palacio de Cristal no podría ser de otra manera,aún y así te confesare que en mi imaginación sí que conseguí descalzarme y bailar.

Tienes muchos lugares en los que perderse, el Retiro por ejemplo, siempre desbordante de gente y a la vez con rincones en los que estar sola, sin más compañía que la de uno mismo. Recorrer todos los rincones del parque lleva tiempo pero en ningún momento te das cuenta del tiempo que ha transcurrido desde que lo pisas por qué una vez que pones un pie ahí todo a alrededor parece que vuelve atrás en el tiempo y te sumerges en otra época.

Que decirte de los amaneceres a los pies del Templo de Debop…sí,las visitas son continuas pero es que el lugar lo merece por que es mágico y ver un atardecer ahí es como parar el tiempo, es como dejarte seducir por las palabras más hermosas y las caricias más sinceras.

Te encanta el bullicio no lo vamos a negar, pasear por la Gran Vía es como tener a 50 niños hablandote a la vez y demandando atención, una locura, pero a la vez tiene su encanto. Tanta gente diferente en un mismo lugar en busca de cosas diferentes, si lo piensas así ¡hasta resulta curioso!

He estado bien acompañada estos días, sola es probable que no encontraría la salida entre todas tus calles y ¡la verdad! tampoco me habría importado. Ellos han hecho que mi visita haya sido de lo mejor, ellos mis amigos son de esa gente que te agarra de la mano y no te suelta hasta que no ha pasado el peligro o la diversión,verte a través de sus ojos a sido la mayor experiencia que cualquier viaje podría darme.

Madrid tiene algo que engancha me dijeron…y no puedo estar más de acuerdo. Enganchas y haces que cada día sea diferente al anterior, por que tus calles son historia y con los años van enlazandose con personas y con otras historias…si tus calles hablarán…nadie se movería de su asiento hasta que llegará la palabra FIN y querida…te queda vida para rato.

“MAGIA EN LAS PISADAS” Madrid te comería a versos.